PLENARIO GESTARA

Plenario OnlineAgradecemos a todos los compañeros presentes, y tantos otros que enviaron su adhesión al Plenario APORTES AL DESARROLLO DESDE LA ECONOMÍA SOCIAL. El encuentro se desarrollo desde las 10hs hasta las 14hs, iniciando el debate a partir de la realidad nacional, y en segundo termino se analizaron las problemáticas del sector en donde cooperativas y emprendedores intercambiaron experiencias. Seguidamente, se presentaron los nuevos servicios de GESTARA, y la web WWW.GESTARA.NET como un canal sistemático de comunicación con el asociado, y con los distintos públicos, tanto institucionales como individuales, como aporte a la mayor y mejor organización del Sector Autogestionado Argentino.

A continuación, transcribimos completo el documento elaborado:

De la resistencia al desarrollo. De paliativo en tiempos de crisis a política de desarrollo de gobierno.

Economía Social

Cuando muchos de los compañeros que hoy estamos aquí reunidos oímos hablar por primera vez de Economía Social, el término remitía a una práctica muy distinta a lo que hoy nos representa el concepto.

En los noventa y buena parte de la primera década de siglo 21  fue cambiando su sentido, se fue resignificando y cargando de otros sentidos, conforme cambiaba el país y nosotros como actores sociales.

En  esa auténtica “década perdida” buena parte del mundo del trabajo fue herido de muerte, (herida que comenzó con el sangriento golpe cívico militar- en ese orden- de 1976), por las sistemáticas políticas de sometimiento del campo popular y de desmantelamiento del aparato productivo, llevadas a cabo mediante medidas de corte neoliberal, disciplinando e introyectando en nuestra sociedad desvalores que apelaban a lo peor del individuo, instalando el sálvese quien pueda.

Buena parte de la sociedad vivía en la fantasía de esa droga que fue el 1 a 1, mientras otra se hundía en la más terrible de las pobrezas… conocemos muy bien esta historia.

De las ruinas de esa derrota que sufrió el país en general y el campo popular en particular, (derrota que pegó muy duro en el pueblo organizado y sus representaciones políticas), de esas ruinas, de la memoria de todas las resistencias del pueblo Argentino, desde los primeros sindicatos obreros anarquistas y socialistas , de los piquetes de huelga, de la heroica resistencia por décadas del pueblo peronista , de sus prohibiciones, de las violencias padecidas, los bombardeos, los fusilamientos ,de nuestros desaparecidos …de todas estas luchas se nutren las presentes y las que vendrán..

En estos tiempos surgieron los piquetes de desocupados, que al no tener otro espacio para manifestar sus reclamos ocuparon las rutas, haciéndose visibles en una sociedad que  prefería mirar para otro lado, buena parte de nuestros compatriotas estaban adormecidos.

Familias enteras al costado de las rutas haciendo ollas populares, compartiendo la desdicha, aprendiendo y enseñando que siempre es mejor compartir el destino, aunque éste no garantice el éxito, que padecer en soledad.

Fueron las mujeres principalmente, (siempre las mujeres), las que se dieron cuenta que había que sostener la lucha pero también seguir viviendo, alimentando a la familia, y mandando a la escuela a los chicos

Los hombres muchas veces (por ese mandato que reza “El trabajo dignifica”) se derrumbaban y caían en las trampas de la depresión y el vicio.

Las compañeras (ante este panorama) fueron recuperando esos saberes perdidos, no validados, no tenidos en cuenta, esos saberes que se van pasando de generación en generación y a los que les vamos agregando nuestra pequeña huella. Primero  los recuperaron, luego vieron que estos podían “sacarlos del paso” y así fue que se pusieron la familia al hombro, de pronto  miraron al costado  y encontraron que eran miles las familias que estaban “zafando” de la misma forma (otra vez el destino compartido),  haciendo dulces, ropitas, artesanías, pan casero, etc.

Muchos hombres también se animaron y volvieron a sus oficios y “mañas”  así fueron  conformando ese desarticulado ejército de emprendedores.

Alguien definió a estas prácticas como  Economía Social (por lo general nosotros hacemos y otros le ponen el nombre) estos  primeros compañeros /as lo hacían como paliativo ante la crisis, momentáneamente hasta que se consiga algún trabajo formal, como era antes…el tiempo paso… muchas cosas pasaron…las cuasi monedas, el trueque… que creativo es nuestro pueblo cuando se organiza!!!

Paso el 2001, la traición de la Alianza, muchos presidentes en pocos días, 35 muertos!!!Y llegó Néstor.Todo cambio.Juntó a todo lo que venía resistiendo y  luchando y le dio sentido y nos dio  esperanza… las cosas empezaron a acomodarse.

No vamos a enumerar todos los cambios que beneficiaron a la Patria y a los postergados, nosotros somos el ejemplo vivo de ellos.

Entre muchas cosas nos dimos cuenta y  fuimos aprendiendo que las cooperativas no son  S.A. encubiertas para no pagar cargas sociales, tiene una lógica distinta al lucro y la explotación.

Hoy sabemos de los valores del cooperativismo y del mutualismo.

El mundo cambió, hoy hablar   de “ocupación plena”, eso que en otros tiempo  era la realidad de muchos países  es casi una utopía, por muchas razones, entre ellas  el crecimiento poblacional y el aumento de la técnica y la sofisticación de la producción.

Hoy   la Economía Social no es solo un paliativo para épocas de crisis, es  un actor  concreto de la economía, con peso propio, sumamente necesario en un mundo donde el capital se desbocó y no parece saciarse nunca. Esa necesidad es mucho mas clara en nuestros modelos contra hegemónicos, verdaderas alternativas  para no volver a esa enfermedad de los pueblos que es el neoliberalismo.

En nuestra América varios países han incorporado a la Economía Social en  sus constituciones; Bolivia, Ecuador y Venezuela fueron los primeros.

Ya no hablamos de una forma de producción marginal, hablamos de un sujeto social necesario para sostener nuestros modelos.

GESTARA es la materialización de este emergente, es la confluencia de experiencias similares, de compañeras y compañeros que entienden  y ven que en la organización de las prácticas colectivas,  en la conformación de armados más grandes  que permitan  sintetizar y facilitar el camino del colectivo y de los que vengan en el futuro es de vital importancia. No somos los únicos, hay otras organizaciones que recorren caminos similares, éste es el nuestro.

Pretendemos organizar aquello que no está como prioridad  en la agenda de ninguna organización tradicional (sindicatos burócratas y cámaras patronales), juntar Cooperativas, mutuales, autónomos, monotributista, pequeños productores y autogestionados ,para hacer musculo allí donde primero golpean las crisis, porque sabemos quiénes son los primeros que pierden, porque venimos de allí.

Este año nos encuentra redoblando nuestras militancias, conscientes de la etapa que estamos transitando, buscando en la continuidad del proyecto político su profundización. La clave es el desarrollo, pero uno que este fuertemente ligado a todas estas expresiones que ya son parte de la sociedad.

La Economía Social y todas sus expresiones tienen que ser parte de ese continente llamado Desarrollo pues son estas las que posibilitan continuar incluyendo al mundo del trabajo sectores para los cuales la “ortodoxia” no tiene propuestas, lo tenemos muy claro, pero también tenemos claro que  son muchas las ganas de ser protagonistas de nuestro tiempo y sumar nuestro valioso grano de arena para seguir transformando la Patria, para aportar en ese sentido hacemos este encuentro pues entendemos que la etapa que se  avecina es la del desarrollo y profundización del rumbo que imprimiera Néstor y continuara y sigue conduciendo Cristina.

Share This